Julián Martín Obiglio Perfil Actividad Legislativa Notas de Opinión Videos Prensa
 
 
 
Proyectos presentados por Julian Obiglio

Pesar por el fallecimiento del ex presidente sudafricano Nelson Mandela

PROYECTO DE LEY

DECLARA:

Expresar su más hondo pesar por el fallecimiento del ex presidente sudafricano Nelson Mandela, ocurrido el pasado 5 de diciembre de 2013

 

FUNDAMENTOS
Señor presidente:

"He recorrido un largo camino hacia la libertad. He intentado no titubear. He dado pasos en falso en mi recorrido, pero he descubierto el gran secreto. Tras subir una colina, uno descubre que hay muchas más colinas detrás. Me he concedido aquí un momento de reposo, para lanzar una mirada hacia el glorioso panorama que me rodea, para volver la vista atrás hacia el trecho que he recorrido. Pero solo puedo descansar un instante, ya que la libertad trae consigo responsabilidades y no me atrevo a quedarme rezagado. Mi largo camino aún no ha terminado."

El mundo le debe mucho a Nelson Mandela, un hombre que ha defendido con su vida sus derechos y convicciones y que ha enseñado a miles de hombres que con la lucha perseverante y constante y se alcanzan todas las metas.

Político sudafricano nacido en 1918, graduado de abogado en 1942 luego de haber renunciado a ser jefe de su tribu. En 1944 ingresó en el Congreso Nacional Africano (ANC), un movimiento de lucha contra la opresión de los negros sudafricanos. Mandela fue uno de los líderes de la Liga de la Juventud del Congreso, que llegaría a constituir el grupo dominante del ANC; su ideología era un socialismo africano: nacionalista, antirracista y antiimperialista.

En 1948 llegó al poder en Sudáfrica el Partido Nacional, que institucionalizó la segregación racial creando el régimen del apartheid. A raíz de ello Mandela, quien presidía la Liga de la Juventud organizó campañas de desobediencia civil contra las leyes segregacionistas. La represión produjo 8.000 detenciones, incluyendo la de Mandela, que fue confinado en Johannesburgo. Allí estableció el primer bufete de abogados negros de Sudáfrica. Con el correr del tiempo se transformó en el portavoz de un mensaje que trascendió fronteras.

Cumplidas sus condenas, en 1955, reapareció en público, promoviendo la aprobación de una Carta de la Libertad, en la que se plasmaba la aspiración de un Estado multirracial, igualitario y democrático, una reforma agraria y una política de justicia social en el reparto de la riqueza.

El endurecimiento del régimen racista llegó a su culminación en 1956, con el plan del gobierno de crear siete reservas o bantustanes, territorios marginales supuestamente independientes, en los que confinar a la mayoría negra. El ANC respondió con manifestaciones y boicoteos, que condujeron a la detención de la mayor parte de sus dirigentes; Mandela fue acusado de alta traición, juzgado y liberado por falta de pruebas en 1961.

Prisionero durante 27 años en penosas condiciones, el gobierno de Sudáfrica rechazó todas las peticiones de que fuera puesto en libertad. Nelson Mandela se convirtió en un símbolo de la lucha contra el apartheid dentro y fuera del país, una figura legendaria que representaba la falta de libertad de todos los negros sudafricanos. En 1993 recibió el Premio Nobel de la Paz, Por su trabajo para el fin pacífico del régimen de apartheid, y por sentar las bases para una nueva Sudáfrica democrática.

El 27 de abril de 1994, Sudáfrica celebró sus primeras elecciones multirraciales. La fecha histórica, conocida como Día de la Libertad y celebrada ahora cada año, fue acompañada de un fervor sin precedentes. Nunca escatimó esfuerzos por alcanzar sus objetivos. Ferviente defensor de los derechos por la igual, la libertad y la educación.

Una de sus frases más recordadas en esta materia es: "la educación es el gran motor de desarrollo personal. Nosotros los africanos estábamos limitados por las oportunidades que se nos daba, pero no por lo que podíamos leer o pensar o soñar".

Él mismo ha sostenido ante la justicia que lo juzgaba en 1961 por resistencia contra el apartheid y, acusado de alta traición, enfrentaba la pena de muerte: "Siempre he atesorado el ideal de una sociedad libre y democrática, en la que las personas puedan vivir juntas en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal para el que he vivido. Es un ideal por el que espero vivir, y si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir".

A los 95 años de edad, el ex presidente sudafricano atravesaba largos meses de internaciones y agonía a causa de una grave infección pulmonar. El pasado 5 de diciembre Mandela falleció en su casa de Johanesburgo.

Consideramos que esta Honorable Cámara debe rendir homenaje a un gran luchador como lo fue Nelson Mandela. Por lo expuesto, solicito la aprobación del presente proyecto de declaración.

 
[volver]
 
Julian Obiglio Fundación Nuevas Generaciones  
SEGUIME EN: Facebook Twitter Linkedin Youtube
Julian Obiglio