Julian Obiglio Julian Obiglio
 
Julian Martin Obiglio Perfil Actividad Legislativa Notas de Opinión Videos Prensa
 
 
Notas de opinion de Julian Obiglio

Más adopciones y menos abortos

D

e acuerdo a cifras publicadas por el Ministerio de Salud de la Nación por año se realizan 500.000 abortos ilegales en nuestro país. Como consecuencia de estos abortos 60.000 mujeres tienen que ser hospitalizadas y asistidas, muriendo más de 100 de ellas por año. Si bien estos números son alarmantes, más aterrador es el número de niños indefensos cuya vida es interrumpida por su propia madre.

En el Congreso Nacional los legisladores que defendemos la vida estamos trabajando en proyectos que permitan sumar voluntades políticas y lograr evitar que siga quitándose la vida de tantos niños inocentes. Uno de las acciones que estamos impulsando es la modificación del régimen de adopción.

Entre las medidas que hemos sugerido se encuentra la implementación de un efectivo sistema de asistencia médica, psicológica y económica a las mujeres embrazadas. De forma tal que el Estado acompañe permanentemente a la mujer desde el momento en que toma conocimiento del embarazo, hasta el momento en que da a luz y otorga el niño en adopción. La asistencia deberá ser calificada y gratuita, y comenzará con la inscripción obligatoria en un registro único por parte de los médicos, de las mujeres cuyo embarazo se detecten en cualquier control. Ello permitirá al Estado darle permanente seguimiento, buscando asegurar el bienestar del niño y la madre.

Otra cuestión que se impulsará será la eliminación del delito previsto en el art. 106 del Código Penal, para las mujeres que entreguen anónimamente en hospitales públicos, sanatorios, salas municipales, destacamentos de bomberos y dependencias policiales y judiciales a niños recién nacidos. Al eliminarse para estos casos el delito de abandono de persona, se promueve proteger la vida de los niños que son abandonados por sus madres en sitios solitarios que les provocan la muerte o lesiones irreparables.

Asimismo hemos propuesto flexibilizar el régimen adoptivo, especialmente en cuánto a los requisitos que se solicita a los postulantes para adoptar. Debe reducirse la edad mínima actual, que se encuentra prevista en los 30 años, y también debe eliminarse cualquier tope de edad. Consecuentemente debe derogarse la diferencia de años que tiene que haber entre adoptante y adoptado, siendo el magistrado el que evaluará en cada caso concreto la conveniencia de otorgar la adopción.

Otro tema central es la creación de un registro único nacional de aspirantes a guarda, con importantes facultades para la investigación y análisis de los postulantes. De esta forma, el Juez interviniente tendrá gran parte del trabajo realizado, agilizándose en consecuencia todo el proceso de adopción. Sobre todo considerando que en muchas Provincias los jueces de familia también tienen competencia en otras cuestiones, como ser comerciales, civiles, penales, e inclusive administrativas.

Una cuestión polémica, pero que también ha sido propuesta y debe ser resaltada, es brindar la posibilidad de que la madre indique quiénes serán los padres adoptivos de su hijo. Por supuesto que ello requerirá profundo control judicial y médico profesional, para determinar que no existan otros intereses ocultos.

Se está trabajando por último, en modificar el régimen de licencias por maternidad de la Ley de Contrato de Trabajo, para permitir licencias del aspirante a la adopción, para visitar al menor que se intenta adoptar. Inclusive se está trabajando en igualar los tiempos de licencia parental por nacimiento, para los casos de adopción, otorgando la misma licencia al que adopta que al que tiene un hijo por nacimiento.

Existen miles de personas esperando para adoptar y convertirse en padres. Pero al mismo tiempo 500.000 niños mueren por año debido a los abortos realizados. La vida es un valor esencial para aquellos que la defendemos, por lo tanto consideramos que cualquier gasto que realice el Estado en este sentido será un gran inversión en defensa de los derechos humanos y de la constitución de la familia, como núcleo básico y esencial de la sociedad.

Por ello, junto con un gran grupo de legisladores estamos trabajando en estas y otras medidas, que acompañen a la mujer y su pareja desde la concepción, brindándole toda la asistencia necesaria para asegurar la continuidad del embarazo y la crianza del niño. Que en caso de no ser asumida por los padres biológicos, sí lo será por las miles de familias que están hace años deseando incorporar un miembro más, para cuidarlo y quererlo como su hubiese sido concebido por ellos mismos.

Es mi deseo que estas simples medidas ayuden a salvar muchos niños de su condena y permitan a muchas familias alcanzar la felicidad que hace tanto tiempo buscan.

Septiembre de 2009
[volver]
 
Julian Obiglio Fundación Nuevas Generaciones  
SEGUIME EN: Facebook Twitter Linkedin Youtube
Julian Obiglio