Julián Martín Obiglio Perfil Actividad Legislativa Notas de Opinión Videos Prensa
 
 
 
Proyectos presentados por Julian Obiglio
Oposición a la prórroga de las facultades delegadas
12-08-2009

Sr. Presidente (Fellner).- La Presidencia informa que por el dictamen de la minoría van a compartir su tiempo los señores diputados Obiglio, Patricia Bullrich y Morini.

Tiene la palabra el señor diputado por la Capital.

Sr. Obiglio.- Señor presidente: nosotros tenemos un dictamen de minoría firmado por el PRO, la Coalición Cívica, el radicalismo, el Consenso Federal y el Justicialismo Republicano. Como usted bien decía, voy a compartir mi tiempo con otros dos señores diputados, por lo que voy a hacer una pequeña introducción de nuestra visión jurídica del tema.

Aquí se está tratando de imponer una cuestión que no es cierta. El 24 de agosto no se termina el mundo; no caen 1.900 normas. Lo que termina el 24 de agosto es la potestad del Poder Ejecutivo de seguir siendo Poder Legislativo  al mismo tiempo. Esta es la realidad, y no lo que nos están diciendo desde hace dos meses.

Por lo tanto,  vamos a sostener que esta facultad de seguir siendo Poder Ejecutivo y Poder Legislativo al mismo tiempo se termina hoy mismo. (Aplausos.)

- Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta 1ª de la Honorable Cámara, doña Patricia Vaca Narvaja.

Sr. Obiglio.- Lo que ha sucedido en la historia de la Argentina es que a lo largo de los años el Poder Legislativo ha derivado en el Poder Ejecutivo la facultad de dictar leyes y reglamentos para distintos temas. Le ha delegado estas facultades legislativas temporalmente y para cuestiones absolutamente puntuales.

¿Qué sucedió en 1994? La Constitución Nacional dijo “Esto se termina, no se puede seguir haciendo; hay cinco años para que el Congreso determine cuáles de esas normas dictadas por el Poder Ejecutivo en uso de facultades legislativas quedan vigentes y cuáles se derogan.”

¿Qué ocurrió en 1999? Cinco años después, tal como lo establecía la cláusula transitoria 8ª de la Constitución Nacional, la ley 25.148 dio por aprobadas todas las normas que se habían dictado en uso de las facultades legislativas. No sólo las dio por aprobadas sino que además prorrogó esas facultades legislativas por otros años más a pedido del propio oficialismo.

Es muy claro el artículo 3º de esa ley, que dice que se aprueba la totalidad de las normas dictadas por el Poder Ejecutivo entre 1853 y 1994. Todas esas normas habían sido dictadas haciendo uso de facultades delegadas. Asimismo lo que hace es prorrogar lo que no queremos que exista más: la facultad de que el Poder Ejecutivo  siga siendo Poder Legislativo. Teóricamente se prorrogaba hasta el año 2002, pero luego vinieron tres leyes más que siguieron prorrogando esto hasta el 24 de agosto próximo, siempre con la excusa de que de otro modo se terminaba el mundo y que el Poder Ejecutivo necesitaba seguir siendo Poder Legislativo  al mismo tiempo.

En nuestro dictamen proponemos algo muy simple: que las facultades legislativas vuelvan al Congreso de la Nación Argentina, de donde nunca deberían haber salido. (Aplausos.) Por algo la Constitución Nacionalestablece la división de poderes, uno de los cuales es el Poder Legislativo, que tiene la facultad de fijar los impuestos que se cobran a los ciudadanos; no lo puede hacer el presidente de la Nación. Por esa razón en nuestro dictamen dejamos muy en claro que ha finalizado el plazo que tenía el Poder Ejecutivo para dictar normas como si fuera el Congreso de la Nación, que los derechos de importación y exportación se fijan desde el Congreso; pero no sólo eso, porque también queremos fijar los derechos de exportación para los próximos años. Debemos darle previsibilidad a la gente, porque nadie va a invertir un peso en la Argentina si no sabe cuándo lo va a recuperar. Es necesario que la gente sepa cuánto va a pagar en concepto de retenciones de aquí a varios años.

Para finalizar –ateniéndome al tiempo acordado con los colegas‑, quiero señalar que hemos dispuesto que a partir de la sanción del proyecto de ley que nosotros proponemos, se deben terminar las restricciones que se le imponen al comercio. No queremos que exista más la ONCCA.

Aplausos en las galerías.

Sr. Obiglio.- Queremos que se termine de una vez por todas con este organismo, para que la gente pueda comerciar. No queremos más restricciones al comercio en Argentina sin que el Congreso de la Nación las autorice.

Gracias Sra. Presidenta.

 
[volver]
 
Julian Obiglio Fundación Nuevas Generaciones  
SEGUIME EN: Facebook Twitter Linkedin Youtube
Julian Obiglio